Mesas

Mesas Temáticas

Coordinación: Beatriz Cuenya, Adriana Massidda y María de la Paz Toscani

En períodos recientes y en casi todos los países de América Latina, las políticas habitacionales se han caracterizado por una lógica fragmentaria, ya sea para la construcción de conjuntos de vivienda social en las periferias metropolitanas, o bien para habilitar el desarrollo inmobiliario, “activando” los predios industriales y ferro-portuarios en desuso, estratégicamente ubicados en relación a las áreas de centralidad. El objetivo de esta mesa apunta reflexionar sobre la intervención estatal en la producción y circulación de viviendas en el marco general de los procesos de urbanización, como un aporte a las investigaciones y la política pública. Se invita a los investigadores del campo de los estudios urbanos a contribuir con estudios recientes sobre las políticas habitacionales, contemplando los criterios de localización, los aspectos de diseño e implementación tanto como sus resultados e impactos medioambientales, económicos y sociales. Los trabajos pueden consistir, por un lado, en estudios críticos sobre las políticas habitacionales recientes en los procesos de urbanización, considerando una tipología amplia de intervenciones, tales como los programas de vivienda social, los planes de reurbanización de villas, la regulación de inquilinatos, los planes de renovación urbana (como, por ejemplo, los grandes proyectos urbanos) y los barrios cerrados. Por otro lado, se discutirán estudios con un enfoque más aplicado que informen las innovaciones instrumentales, institucionales o de gestión en materia de las políticas habitacionales orientadas a garantizar no solo el acceso a la vivienda, sino también a ofrecer criterios de urbanización capaces de prevenir –o mitigar– los desequilibrios territoriales y las externalidades socialmente negativas.

Coordinación: Ariel García, Marisa Scardino y Sandra Sterling

La cuestión regional en Argentina vuelve a estar en escena. Los procesos productivos regionales en Argentina atraviesan un escenario complejo debido a factores endógenos y exógenos de largo y mediano aliento que han sido potenciados por el volátil escenario internacional del decenio 2008-2020, cuyo corolario es la explosión de las burbujas financieras abiertas en este lapso a partir de la crisis global desatada por la pandemia del covid-19. En este lapso se observa: i) expansión inédita a nivel internacional de la producción de soja asociada a las ventajas competitivas del país cuya territorialización describe un movimiento pendular; ii) internacionalización de cultivos industriales en economías regionales, el cual ha sido facilitado por la desregulación y privatización del comercio durante la década de 1990; iii) extranjerización de las actividades económicas ligadas con la agricultura, incluyendo la i+d. Estos tres tópicos poseen una larga tradición de estudios en el área del Desarrollo Regional y la Economía Social en el CEUR, resultan de una complejidad creciente e implican un desafío para el abordaje conceptual, invitando a la renovación de las herramientas teórico-metodológicas. Es por ello, que convocamos especialmente a estudiosxs del tema con interés en un aporte y debate de modo de i) actualizar los análisis sobre las transformaciones/reconfiguraciones de las economías regionales en los últimos años vis-a-vis los cambios de modelos de desarrollo y ii) reflexionar sobre las potencialidades analíticas y aspectos teóricos y metodológicos que deberían contemplarse en el desarrollo de la categoría "economía regional" como instrumento de estudio.



Coordinación: Damián Bil, Gonzalo Sánz Cerbino y Juan Pita

A una década de la crisis 2008-2009, que vuelve a manifestarse esta vez con la pandemia COVID 2021, se plantean inportantes desafíos en materia de especialización productiva para las economías semi-periféricas de América Latina. Aún si es difícil de estimar la magnitud de los efectos de la crisis en las estructuras socio-productivas, se abre un enorme campo de experimentación para los grandes grupos a partir las Tecnologías de la Información y la biotecnología, con el potencial de poner en tensión los perfiles de especialización existentes. En esta mesa nos proponemos discutir el tipo de respuesta de política industrial en el espacio nacional frente a este escenario. Partiendo de una definición de política industrial como un conjunto de acciones deliberadas y coordinadas que desafían a las ventajas comparativas, se busca discutir hasta qué punto las políticas industriales implementadas en Argentina y el resto de los países de América Latina durante el primer lustro de los 2000, más allá de su posterior desarticulación, ofrecieron respuestas a los desafíos de la reestructuración capitalista en términos de mantenimiento del empleo, aumento de la productividad o generación de capacidades infantiles. Cuáles fueron los problemas de diseño y de implementación en las distintas etapas, en qué medida existieron intentos de planificación y cómo fueron afectados por inercias propias de la configuración de los grandes grupos locales y/o extranjeros, así como por los cambios en el régimen de política macroeconómica. Para poner en discusión estos problemas, que seguramente no son excluyentes, invitamos a participar de esta mesa a todxs lxs investigadorxs que trabajen estas temáticas o puedan contribuir a llenar el espacio vacío en la teórica económica y en la agenda de la política industrial a partir de estudios de caso nacionales o sectoriales.



Coordinación: Luciana Guido, Analía García, Regina Vidosa y Eliana Fernández

La conformación de redes tecno-productivas –así como las políticas públicas que las promueven– configuran acciones públicas, privadas y/o mixtas que se establecen territorialmente en base a las relaciones de poder existentes. La noción de red resulta clave en la situación actual de funcionamiento de la economía en tiempos de COVID 19, dado que remite a la posibilidad de un funcionamiento tecno-económico que no supone necesariamente la proximidad geográfica. Asimismo, posibilita no sólo el análisis de los entramados asociativos a los que remiten las nociones de clusters, polos y parques industriales o científico-tecnológicos, sino también el análisis de la introducción de las TIC en los procesos productivos. Ante este escenario la mesa propone indagar, por un lado, en la conformación de redes tecno-productivas vinculadas a sectores intensivos en conocimiento (por ejemplo, el de las tecnologías de la información y la comunicación, el espacial, el nuclear y el de servicios tecnológicos, entre otros) y, por otro, en las dinámicas de dichas redes asociadas a la explotación de recursos naturales (energéticos, mineros etcétera). En relación a ellas, la mesa se focalizará en el análisis de los siguientes ejes: i) el rol que ocupan lxs distintox actorxs y en particular los del complejo científico-tecnológico nacional, en función de las relaciones generadas para el aprovechamiento productivo de distintos tipos de conocimiento; ii) el lugar de la generación, adaptación e incorporación de tecnologías “convergentes” (como la denominada Inteligencia Artificial, los Big Data, la “Computación en la nube”, entre otras) en la articulación de los entramados estudiados; y ii) el despliegue de las políticas públicas que promueven la construcción de redes tecno-productivas a partir de una reflexión crítica acerca del rol del Estado en su desarrollo.



Coordinación: María Eugenia Castelao Caruana y Luciana Guido

La difusión de tecnologías transversales como las TIC y las biotecnologías asume un nuevo dinamismo en el marco de la internacionalización de la producción y la crisis sanitaria actual. Este proceso requiere del desarrollo de complementariedades tecnológicas entre campos de conocimiento heterogéneos en distintas actividades económicas (software, satelital, farmacia, metalmecánica, etc.). Lograr estas complementariedades exige aprendizajes tecnológicos colectivos que demandan de la interacción entre múltiples actores. Los aportes de la geografía económica evolucionista plantean como hipótesis que la proximidad geográfica de las firmas no es condición necesaria ni suficiente para lograr procesos de aprendizajes y convergencia tecnológica. Desde una perspectiva diferente es posible sostener que en dichos procesos la dimensión espacial es tan importante como otras dimensiones (sociales, organizacionales, cognitivas, institucionales, etc.) que operan en distintas escalas. A nivel nacional, el Estado actúa validando (u homologando) acuerdos, normas o reglas que configuran el proceso de difusión de la tecnología. El espacio global, por otra parte, define las formas de organización que prevalecen en las distintas industrias, y el espacio local promueve relaciones de confianza que posibilitan procesos informales de aprendizaje. Esta mesa invita a presentar ponencias que indaguen en la difusión de tecnologías transversales y en procesos de aprendizaje tecnológico atendiendo a las múltiples dimensiones que los configuran a distintas escalas.

Coordinación: Pablo Elinbaum y Ariel García

El objetivo de esta mesa apunta a reflexionar sobre las formas de configuración y regulación del espacio estatal en un esfuerzo atento en desentrañar, por un lado, el modo en que el Estado intenta mediar y producir nuevos territorios y escalas de actividad económica para responder a las solicitaciones del nuevo marco de competencia global y, por otro, el modo en que el Estado se reconfigura a sí mismo en este proceso. Se invita a lxs investigadorxs vinculadxs al campo de los Estudios Urbanos y Regionales a contribuir, por un lado, con trabajos empíricos que den cuenta de las nuevas formas espaciales de la estatalidad moderna poniendo especial énfasis en el modo en que el proceso de globalización transforma la territorialidad de los estados nacionales latinoamericanos (y sus aspectos socio-ambientales y simbólicos), reconfigurando en términos de escala la jerarquía de las instituciones existentes (las agendas de planificación, las competencias y capacidades para regular la urbanización, los criterios para invertir en infraestructuras y servicios, las redes de actores involucrados, etc.); o bien enfatizando los modos en que el proceso de globalización induce a la creación de nuevas instituciones y niveles de intervención subnacionales y supranacionales –interestatales o extraestatales–. Por otro lado, se apunta a discutir investigaciones que partan de una exploración más abiertamente teórica-especulativa, que indaguen en teorías urbanas y regionales críticas y contemporáneas, contribuyendo con nuevas nociones o re-conceptualizaciones útiles para explicar los fenómenos de cambio del espacio estatal.

Coordinación: Pablo Elinbaum, Silvia Gorenstein y Pablo Lavarello

Los cambios en el entorno construido suelen ser mucho más lentos que los cambios tecnológicos y, por lo tanto, es necesario relativizar las huellas territoriales o impactos de las distintas fases de los nuevos paradigmas tecno-económicos en el espacio como el de las TIC, hoy denominada "industria 4.0". En esta mesa nos proponemos evaluar la incidencia de los nuevos paradigmas tecnológicos sobre el espacio, analizando comparativamente distintos tipos de transformaciones urbano-regionales relacionadas con adaptaciones a cambios tecnológicos contemporáneos. En principio hemos identificado dos tipos de transformaciones. En primer lugar, aquellos espacios en los que los cambios tecnológicos generan una re-especialización con una destrucción de los entornos construidos asociados a lo que podría denominarse el “hardware territorial” (que sería la materialidad de esos territorios, los elementos geográficos, recursos naturales, las infraestructuras físicas acumuladas durante los diferentes ciclos de inversión y modernización industrial y productiva, etc.) y las infraestructuras sociales que podrán denominarse el “software territorial” (la capa donde se superponen las distintas escalas de las regulaciones estatales, los objetivos de planificación y desarrollo, los intereses privados, las jurisdicciones estatales, las redes de la logística, los regímenes tributarios e impositivos, los regímenes del uso y de la propiedad del suelo, etc.) dando lugar a nuevas configuraciones espaciales. Por otro, aquellos en los que, bajo ciertas condiciones de política y de capacidades previas, las tecnologías se difunden en un territorio relativamente diversificado, heterogéneo, con sectores dinámicos y atrasados coexistiendo en el marco de una renovada inserción semi-periférica. Esas son algunas de las dinámicas posibles, pero seguramente no son los únicos senderos existentes. Para reflexionar sobre estos problemas, invitamos a participar de esta mesa a investigadorxs que trabajen estas temáticas o puedan contribuir a problematizar procesos que tienen un impacto significativo sobre las dinámicas productivas y la organización del espacio.